La conciencia del sistema fascial

Terapia miofascial y fascia
Tipos de fascia y su papel en la terapia miofascial
14/09/2017
Encuentro terapéutico, factores contextuales y terapia fascial
26/02/2019
Mostrar todo

La conciencia del sistema fascial

El siguiente texto está traducido del blog del Dr. Schierling para facilitar su comprensión por el público hispanohablante. Suyo es el mérito, y se puede acceder a su blog en la web www.doctorschierling.com.

 

Física cuántica y fascia

La física cuántica está ahí fuera. Quiero decir, muy lejos de aquí. No sólo ha demostrado que los átomos y sus diversos micro-componentes tienen propiedades que les permiten comportarse como partículas y ondas simultáneamente, sino que las partículas relacionadas pueden “enredarse” entre sí hasta el punto de poder comunicarse a grandes distancias. Escribiendo para la edición del 22 de julio de 1997 del New York Times (Far Apart, 2 Particles Respond Faster Than Light), Malcolm Browne mostró lo extraño que puede ser este aspecto de “enredo” de la mecánica cuántica.

“Era como si algún puente fantasmal sobre la ciudad de Ginebra, Suiza, hubiera permitido que dos fotones de luz a casi siete millas de distancia respondieran simultáneamente a un estímulo aplicado a uno solo de ellos. Puesto que no había manera de que los fotones se comunicaran entre sí, la física “clásica” predijo que sus elecciones independientes no tendrían ninguna relación entre sí. Pero cuando las trayectorias de los dos fotones estaban correctamente ajustadas y los resultados comparados, las decisiones independientes de los fotones emparejados siempre coincidían, a pesar de que no había forma física de que se comunicaran entre sí. Las partículas enredadas son entidades idénticas que comparten orígenes y propiedades comunes, y permanecen en contacto instantáneo entre sí, sin importar la distancia entre ellas[en este caso 7 millas]. Albert Einstein se mofó de la posibilidad de tal cosa, llamándola “acción espeluznante a distancia”. Los científicos aún hablan (con cierta vergüenza) de la “magia” de la “rareza cuántica”. Y sin embargo, todos los experimentos de los últimos años han demostrado que Einstein estaba equivocado y que la acción a distancia es real”.

Los investigadores italianos, DR. BRUNO BORDONI y la Dra. Marta Simonelli, recientemente publicaron en la revista Cureus un artículo corto pero bien sobrio titulado The Awareness of the Fascial System. La esencia del tratado era que “cada célula se comunica con las otras células enviando y recibiendo señales; este concepto es parte de la física cuántica y se conoce como entrelazamiento cuántico….”. Una célula fascial no sólo tiene memoria, sino también la conciencia de la información mecanometabólica que siente, y tiene la predisposición anticipada de prepararse para la alteración de su entorno natural”. ¿Por qué es tan importante? Porque estos autores afirman (y yo estaría de acuerdo), “El comportamiento celular y la inclusión de los antecedentes de la física cuántica difícilmente están siendo considerados para averiguar qué sucede entre el operador y el paciente durante un contacto físico manual”. Esto puede explicar que la fascia sea descrita como la raíz de todas las enfermedades y dolencias (AQUÍ).

 

Fascia e interocepción

Una de las primeras cosas que hicieron los autores fue describir FASCIA en términos de “homeostasis salutogénica”. HOMEOSTASIS describe su cuerpo en perfecto equilibrio metabólico. La homeostasis salutogénica es un término que en su lugar representa un enfoque centrado en cosas específicas que apoyan la salud y el bienestar, en lugar de centrarse en cosas que perturban la salud y causan enfermedades. El siguiente factor mencionado fue algo llamado INTEROCEPCIÓN. En relación a la PROPRIOCEPCIÓN – la habilidad del cuerpo para percibir su relación espacial y posicional con el mundo externo – la interocepción se refiere a la habilidad del cuerpo para sentir lo que está sucediendo en su ambiente interno. Escuche cómo un equipo de investigadores belgas, alemanes y australianos describieron el fenómeno en 2016 en On the Origin of Interoception (Frontiers in Psychology).

“A lo largo de un siglo, el significado de la interceptación ha cambiado de lo restrictivo a lo inclusivo. En su sentido inclusivo, tiene relevancia para cada individuo a través de su vínculo con la emoción, la toma de decisiones, la percepción del tiempo, la salud, el dolor y otras áreas de la vida. Mientras que la etiqueta para la percepción del estado del cuerpo cambia con el tiempo, la necesidad de un concepto global permanece. Muchos aspectos pueden hacer que cualquier sensación interoceptiva en particular sea única y distinta de cualquier otra sensación interoceptiva. Esto puede variar desde el sentido de la agencia hasta la causa física de una sensación, el origen ontogénico, la inervación[motora] eferente y las vías aferentes[sensoriales] del tejido involucrado, entre otras. En su significado general, la interceptación es principalmente un producto del sistema nervioso central, una construcción basada en la integración de varias fuentes, no incluyendo información aferente”.

El año pasado Bordoni escribió un artículo sobre este tema específico en Complementary Medicine Research titulado Emotions in Motion; Myofascial Interoception, que decía: “Lo que todavía falta[en la mayoría de los enfoques terapéuticos] es la conciencia de que el cuerpo también es emoción. El continuo miofascial es capaz de estimular las áreas del cerebro que se ocupan del estado emocional, y el tratamiento manual activa el sistema interoceptivo”. En el documento de hoy, Bordoni describió cómo ocurre esto. “El continuo [fascial] transmite y recibe constantemente información mecanometabólica que puede influir en la forma y función de todo el cuerpo. Estos impulsos aferentes[sensoriales] / eferentes[motores] provienen de la fascia y de los tejidos que no se consideran parte de la fascia en modo bi-unívoco”.

 

La fascia como “segundo sistema nervioso”

La fascia tiene la capacidad de actuar como un SEGUNDO SISTEMA NERVIOSO. De hecho, debido al volumen masivo y al tipo de información que transmite la fascia, he escuchado a algunos expertos argumentar que la MECANOTRANSDUCCIÓN podría permitir que la fascia fuera descrita con precisión como el principal modo de comunicación del cuerpo, con el sistema nervioso en segundo lugar (y el SISTEMA INTEGRAL del intestino probablemente en tercer lugar). Mucho de esto se debe a algo conocido como RAIN (Adaptabilidad Rápida de la Red Interna) que es posible gracias a la porción líquida de la fascia.

“El sistema nervioso no regula las características morfológicas del sistema fascial. Este último es un holobiont, un comportamiento asintótico entre el entorno mecánico dentro y fuera de la célula y la modificación del propio entorno. Un no-movimiento sintrópico se basa en una base heurística: la configuración máxima de la orden y al mismo tiempo la diferenciación máxima con el objetivo de tener acceso a toda la información. Los tejidos utilizan una comunicación estigmérgica a través de un proceso estocástico para lograr estrategias de adaptación óptimas; los tejidos cambian sus características y los medios de transmisión de la información externa hacia el interior. No se trata sólo de un tejido, sino que es, de hecho, una conciencia. El artículo discute la modalidad de respuesta celular fascial a los estímulos mecánicos y la posible influencia en el tejido fascial por una palpación manual durante un tratamiento manual, en términos de física y fisiología cuántica”.

En otras palabras, la forma y configuración de la fascia es algo que hace basándose en su entorno mecánico, con el propósito expreso de optimizar tanto sus propiedades físicas como su capacidad de transmitir información por todo el cuerpo. Una acción lleva a la otra, que a su vez conduce a la otra, dando como resultado un tipo de comunicación que crea de manera innata estructuras sorprendentemente complicadas, y al menos en ocasiones, lo hace de manera aparentemente espontánea. Por lo tanto, el todo es mucho mayor que la suma de sus partes individuales, y es al menos parte de lo que hace que el estudio de la fascia en cadáveres e in vitro (fuera del organismo vivo en una placa de Petri o probeta) sea tan difícil e inexacto.

Así pues, no sólo los tejidos y las células son conscientes de otros tejidos y células a través de medios tradicionales como los que pueden explicarse puramente a través de medios mecánicos, eléctricos o biomagnéticos, sino que Bordoni argumenta que es probable que sean conscientes unos de otros de una manera similar al “enredo” visto en el experimento de fotones gemelos del Dr. Nicolas Gisin en la Universidad de Ginebra. Esta es la asombrosa belleza y misterio de la mecánica cuántica, con el resultado final, como afirma Bordoni en el título de su trabajo, de que la fascia es “consciente”.

 

La memoria almacenada en el tejido fascial

A pesar de una serie de factores que Bordoni y Simonelli no pudieron probar o de los que no estaban seguros (en su mayoría mecanismos cuánticos específicos que los físicos todavía no entienden aunque pueden observarlos), dijeron:“Lo que sabemos con seguridad es que los enfoques manuales de los tejidos pueden alterar el comportamiento celular del sistema fascial”. Por eso, amigos, es por lo que los trabajadores del cuerpo hacen lo que hacen, y por lo que siento que tengo un buen manejo de lo que se necesita para ayudar a las personas que viven con dolor crónico a comenzar el proceso de recuperar su vida. Justo antes de invocar la EPIGENÉTICA, Bordoni habló de esta conciencia en términos de memoria tisular.

“Los eventos mecánicos sufridos por el holobiont fascial se mantienen activamente en su memoria, con el fin de estar ya predispuestos a una nueva acción de los mismos estresantes. Una célula fascial no sólo tiene memoria, sino también la conciencia de la información mecanometabólica que siente, y tiene la predisposición anticipada de prepararse para la alteración de su medio natural intracelular y extracelular. Un genoma celular puede monitorearse a sí mismo en respuesta a estímulos mecano-metabólicos, obteniendo información no sólo de la matriz extracelular (MEC) sino también de otras células y tejidos”.

El documento que Bordoni citó para la primera parte de este párrafo fue un documento de 2014 (Does Fascia Hold Memories?) de un osteópata italiano llamado Paolo Tozzi, que fue publicado en el Journal of Bodywork and Movement Therapies. En este trabajo, Paolo planteó el caso de que lo que esencialmente denominamos “memoria” se basa en la física cuántica y está contenida en el agua, los productos químicos, la estructura fascial (TENSEGRITY), la neurofascia, la ECM, los microtúbulos, los FIBROBLASTS, y otros, aunque no tenemos una buena comprensión de cómo funciona realmente. El Dr. Paolo terminó con esta fascinante “hipótesis” que está en línea con la física cuántica de la que Bordoni ha estado hablando.

“Cada vez hay más pruebas de que los organismos pueden comunicarse entre las células y los tejidos por medio de las radiaciones electromagnéticas, los fonones y los fotones. Se cree que los biofotones son emitidos por un campo fotónico coherente dentro del sistema vivo que puede funcionar como un campo de almacenamiento de energía (y posiblemente como una memoria). Parece entonces que la matriz del cuerpo, como sistema físico y energético continuo, es capaz de conducir unidades de mensaje en forma de electrones, vibraciones, protones, fotones, fonones. Se trata, por tanto, de una red de información que distribuye las señales reguladoras por todo el cuerpo, coordinando las actividades celulares y extracelulares implicadas en el crecimiento, la morfogénesis y la regeneración. Una posibilidad aún más interesante es que el continuo cristalino líquido pueda funcionar como un medio cuántico holográfico, registrando los patrones de interferencia de las actividades locales que interactúan con un campo globalmente coherente. La memoria holográfica está distribuida globalmente y sin embargo puede ser accedida y recuperada localmente. Posiblemente durante la carrocería, la interacción de los campos vibracional, biomagnético y bioeléctrico entre el terapeuta y el cliente puede permitir un intercambio de información sobre la historia y el estado actual de la matriz viva. La información codificada en la estructura y actividad de las células y los tejidos puede leerse holográficamente, sintonizando las frecuencias apropiadas. Esto puede incluso llevar a recordar traumas del pasado y una serie de sensaciones relacionadas. El resultado puede ser la restauración, balanceo y afinación de circuitos vibratorios resonantes”.

Bordoni continuó hablando sobre las partes de la célula que son responsables de llevar mensajes eléctricos y no eléctricos; la CELL MEMBRANE, el citoesqueleto y los microtúbulos. Las membranas celulares están polarizadas, lo que significa que conducen cargas eléctricas. Cuando el tejido sufre deformación, ya sea en forma de lesión, como por ejemplo un WHIPLASH, o el tratamiento posterior del mismo, se polariza / despolariza, creando un sistema de mensajería que puede, en ciertos casos, viajar a velocidades de casi 400 pies por segundo, sólo un poco más largo que un campo de fútbol con ambas zonas terminales. Gracias a la porción líquida de la fascia y al hecho de que la fascia es literalmente lo que te conecta con cualquier otra parte de ti, los mensajes basados en la fascia pueden viajar a la velocidad del sonido en el agua a más de 5,000 pies por segundo o 12 veces más rápido que los mensajes eléctricos más rápidos. El Dr. Bordoni habló de otro tipo de sistema de mensajería que puede tomar horas. He aquí lo que dijo sobre los mensajes fasciales en lo que se refiere a la memoria del tejido.

“La deformación celular por fuerzas intrínsecas podría dar lugar a mensajes muy rápidos o extremadamente lentos. Podemos asumir que la palpación puede crear tensiones mecánicas que continúan con el tiempo. Las células se deforman siguiendo vectores, como la forma de la huella del hombre en la arena. La morfología celular afecta a la forma de la matriz extracelular, influyendo en cómo se transportará el mensaje resultante mecanometabólico: lento, rápido o condicionando su dirección. Probablemente este tipo de comportamiento de “espejo” permitiría a la célula responder mejor a la solicitud de estrés, mejorando su adaptación. El citoesqueleto juega un papel importante en la memoria de conformación celular”.

El resultado final de la mensajería tisular y de la memoria tisular es que “la célula puede cambiar su morfología[forma, forma, estructura, patrón, tamaño, etc.] en tiempo real. El ADN se adapta a los cambios morfológicos celulares, aumentando la transcripción de genes activados por regiones específicas del ADN sensibles al flujo de energía electromagnética: elementos de respuesta electromagnética o EMRE. La deformación de las estructuras celulares también activa la transcripción de otros genes, que son específicos de un estímulo mecánico”.

Esto significa que, aunque realmente no sepamos nada de física cuántica ni de las minucias bioquímicas de la fascia, puedo usar los principios generales de la DEFORMACIÓN DE LOS TEJIDOS para obtener ESTOS INCREÍBLES RESULTADOS en el día a día.

6 Comments

  1. María dice:

    Maravilloso! Un millón de gracias por la traducción! Comparto

  2. CRISTINA PELUSO BINACCHI dice:

    MUY INTERESANTE , ESTOY RECIBIENDO TERAPIA FASCIAL Y ESTOY CONVENCIDA DE ESTO QUE EXPLICAN , SOY MEDICA Y TENGO LA BASE DE ESTA COMPRENSION Y COMO PACIENTE LO CORROBORO, ME GUSTARÍA RECIBIR ACTUALIZACIONES SOBRE EL TEMA.
    ADEMÁS DE SABER COMO PUEDO AYUDAR CON ESTA TERAPIA , ADEMAS DE YOGA Y PILATES QUE HAGO EN FORMA CONTINUADA. GRACIAS.

    • Terapiafascial dice:

      Hola, Cristina. Nos alegra mucho ques estés teniendo buenos resultados con esta terapia. Nosotros ofrecemos cursos de formación que pueden resultarte de interés. Un saludo

  3. Alvaro Huelmo Lustemberg dice:

    Buen día. Excelente explicación y me aclara muchos conceptos gracias

  4. Ana Paula dice:

    Hola, me gustaría saber sobre sus formaciones, soy fisioterapeuta. Soy de México así que si tuvieran una por acá o en línea estaría estupendo. Gracias! Y gracias por el artículo, interesantísimo! Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − dos =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR